En el año del Bicentenario cumplimos 50 años de vida. Un cuarto
de estos pasados 200 años de independencia como nación, hemos estado presente, fabricando baldosas y pastelones. Simples objetos de cemento
y arena prensados, los hemos transformado en elementos de un gran
valor estético y funcional, ayudando a mejorar la calidad de la vivienda de varias generaciones de familias chilenas.

Hoy queremos mostrar parte de lo que somos en este catálogo
y compartirlo con familia y amigos.

Gracias a ustedes.